Limpieza viaria; de cómo el PP accede a lo público, le prende fuego, hace demagogia con las cenizas y vuelve a pedir el voto. Y de cómo el PSOE aplaude

El Pleno del Ayuntamiento de Aranjuez acaba de aprobar una propuesta del PP para poner en marcha un plan especial de limpieza viaria en las calles de Aranjuez. Su propuesta implica un mes y medio de refuerzo en la contrata de basura, con un coste indeterminado y un planteamiento sin definir, para actuar de manera urgente, dicen, contra los principales focos de falta de limpieza, de mantenimiento y de recogida de residuos que existen en Aranjuez. La salud pública de toda la ciudad está en riesgo, advierte el PP, alarmado y comprometido como siempre con los intereses de la ciudadanía. Sobre todo cuando no gobierna.

La propuesta presentada por el PP ribereño y, en sí, todo el debate plenario que se ha desarrollado a su colación han servido, realmente, para mostrar cuál es la filosofía de base de los dos partidos hegemónicos del régimen español al respecto de los servicios públicos, representados en una de las principales competencias que deben ejercer los entes locales, como es la higiene urbana. Ya se sabe cuál es el modelo del PP, que abandona rápidamente su compromiso con la ciudadanía en cuanto tiene responsabilidades de gobierno y se dedica a lo mejor que sabe hacer, que es destruir lo público desde dentro.

Entonces la salud pública ya no está tan en entredicho, no hay problemas en el servicio de higiene urbana, y ya se pueden tomar decisiones de altísima responsabilidad cívica e institucional, como por ejemplo eliminar la tasa de la basura que dejaba más de dos millones de euros en las arcas municipales y, a cambio, no pagar facturas a la empresa contratista. Más de 15 millones de euros de deuda acumulada mantiene el Ayuntamiento con la concesionaria del servicio de recogida de residuos y limpieza viaria. Una auténtica rémora que viene, en muy buena parte, de la época en la que María José Martínez decidió que daba lo mismo no pagar la contrata de la basura si con ello se puede arañar un puñado más de votos.

Poco importa. El PP pone en marcha sus archivos de memoria selectiva, propone un plan de acción urgente contra la basura acumulada en las calles, y enciende el ventilador de la demagogia en favor del pueblo. Como en otros muchos asuntos fundamentales aquí, en Madrid y en toda España, parte de una realidad: la limpieza en Aranjuez necesita mejoras urgentes. Como la sanidad, la educación, las pensiones… Así justifica sus “planes urgentes”. Y a recoger aplausos. Da lo mismo que no sepamos cuánto va a costar ese plan. Y, sobre todo, da igual que no sepamos cómo lo vamos a pagar; el bipartidismo PP-PSOE ya se ha encargado de entrar en las instituciones para vaciarlas de recursos y contenido y someterlas a una asfixia que luego es fácilmente vendible a los defensores de las privatizaciones y los mercados.

Pero cuidado. La estrategia de la derecha ya nos la sabemos. Otro cantar es el PSOE, que ha votado en contra de esta propuesta bajo una curiosa declaración realizada por nuestra actual alcaldesa, Cristina Moreno: “Como los trabajadores están cobrando, tienen que trabajar, y hay que exigirlo”. No importa que la contratista esté cobrando mal y a destiempo, y nada se sabe de en qué condiciones laborales y qué medios técnicos y humanos puede estar recortando la empresa en Aranjuez a consecuencia de ese impago. No toca. Para el PSOE de Aranjuez, la culpa es de los empleados de la empresa contratista, porque cobran pero no trabajan lo suficiente. Demagogia pura y dura, nos gustaría saber en qué condiciones trabajaría este equipo de gobierno socialista en la situación en la que están los trabajadores de Cespa.

El problema de la basura en Aranjuez, como el de la sanidad, como el de la educación, como las pensiones… Como todo lo que tiene que ver con lo público en España, es un problema de subfinanciación. De insuficiencia en la inversión pública, mentirosa justificación para un modelo clientelar de externalizaciones que no sólo no ha solucionado ese problema de subfinanciación, sino que lo está agravando. Es el modelo, llamémosle, liberal. Lo aplica el PP, y lo defiende Ciudadanos. Pero hay un segundo problema, y lo encarna el PSOE, que es capaz de convivir con este modelo absolutamente tramposo, hacernos creer que puede servir para prestar servicios públicos en condiciones justas para la ciudadanía y, cuando se demuestra que eso es imposible, echarle la culpa a los trabajadores.

Con el tema de la basura en Aranjuez hay poco que decir. Reclámese a Hacienda una financiación local justa para que los entes locales puedan prestar servicios en condiciones, sin externalizaciones en cuanto sea posible. Reclámese al Ayuntamiento un plan de pagos que permita dar salida a deudas a proveedores como la contratista de la basura. Reclámese a la empresa una dedicación adecuada a lo que el contrato del servicio tenga vigente. Y dejemos a los trabajadores tranquilos, señora alcaldesa, no vaya a ser que cuenten algunas cosas que pondrían la cara colorada a más de uno.

Desde Aranjuez Ahora, nuestro máximo apoyo a la plantilla de limpieza municipal. Y apostamos por la remunicipalización del servicio con la subrogación de todos los trabajadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s